Chau Chau plástico

Verónica Gutierrez –
Estudiante de Periodismo

Una bolsa de cartón se puede demorar entre un par de semana hasta un año en degradarse. Esto dependerá de la humedad en el ambiente y en las condiciones en que se encuentre. Una bolsa de plástico se demorará entre 400 y 500 años en desaparecer. Por mientras, va a recorrer bosques, basurales, mares, desiertos…  Quizás se la coma un pez, un oso o un pájaro y mueran.

La región de los Ríos es la primera región que se pone de acuerdo en regular el uso de bolsas plásticas. Esta región se suma a la de Magallanes que ya lleva un par de años disminuyendo el uso de bolsas plásticas y otras comunas que buscan medidas alternativas.

Parecen pasos pequeños y medidas que no ayudan mucho, pero se van sumando a las que ya hay, como los centros de reciclaje, las huertas comunes, disminución de electricidad, ahorro de agua, etc.

Ya son dos regiones de 16. Quizás otras se animan a dejar las bolsas plásticas y empiezan a hacer gestos para cooperar con la tierra. Esto no empieza solo, hay que tener una comunidad activa y con ganas de cambiar de a poco sus hábitos. Se pueden llevar bolsas de género, carritos o bolsas viejas.

Si ya están las bolsas en la casa, se pueden hacer varias cosas para reutilizarlas y que no vayan a parar a un basural. Hay gente que usa las bolsas viejas, las tejen y hacen artesanias con eso. También se pueden hacer ecoladrillos. En una botella plástica, se introducen bolsas plásticas y se va llenando hasta que queden muy a presión adentro. Hay varias ciudades que juntan estas botellas y luego construyen con ellas. Aún no ha sido probado que sean sanas para viviendas habitacionales, pero puede servir para otro tipo de construcciones.

Hay que averiguar en la comunidad de cada uno y ver qué se puede hacer por la tierra.