Halloween

Verónica Gutierrez 
Estudiante de Periodismo

Hoy salen un montón de niñitos disfrazados a la calle y piden dulces ¿por qué? Aquí voy.

Fue un primero de noviembre que el Papa Urban Instauró la celebración durante un día a todos los santos conocidos y desconocidos y así compensar la falta de oración por ellos durante los días del año. El Papa Gregorio lo fijó para el 1° de noviembre.

El 2 de noviembre, se celebra el día de muertos. En Chile no se hace mucho, pero en países centro americanos y México es más común. Ese ese día se ora por los ancestros, que encuentren su camino al mejor mundo.

La celebración de Halloween tiene otro origen. Viene de Irlanda, el día que se acababa la cosecha y  se preparaban para el invierno. Lo celtas creían que ese día, los muertos volvían a la tierra y ellos hacían hogueras para espantarlos. Usaban máscaras espeluznantes por si se topaban con alguno y dejaban dulces fuera de sus casas para no enojarlos. Ese día era considerado el año nuevo celta.

Eso ocurre este fin de semana. Hoy entregamos dulces a los niños para no enfurecerlos y nos disfrazamos para divertirnos.

Ahora ya sabe porque se disfraza: por el fin de las cosechas. Para ellos viene una época dura y para nosotros, el verano.