Los riesgos de ser un Súper deportista por un día

¿Salió a trotar una vez y le gustó?, ¿Lo invitaron a reemplazar a un miembro que faltó para el partido y ahora quiere entrar al equipo?, ¿Hacer deporte no le pareció tan mal? Ojo, no puede convertirse en súper deportista de un día para otro.La Organización Mundial de la Salud (OMS), nos recomienda realizar actividad física cinco veces a la semana por 30 minutos como mínimo. En Chile, con un nivel del 90% de sedentarismo, se intenta lentamente cambiar esos hábitos.

La situación radica principalmente en aquellos sujetos que nunca realizaron algún tipo de ejercicio físico y por tratar de volcar su vida a un hábito más saludable, realizan en pocos días, todo el ejercicio que no desarrollaron en toda su vida y lo que es peor, a intensidades muy elevadas, sobrecargando de trabajo al sistema muscular y por sobre todo al sistema cardiovascular, desconociendo los riesgos que esto puede llegar a ocasionar.

La revista científica New England Journal of Medicine publicó un artículo sobre el riesgo aumentado de sufrir un infarto al miocardio por parte de los deportistas llamados “ocasionales”, debido a que someten dichos órganos a una sobrecarga de trabajo en forma repentina. La investigación señala que el peligro de un incidente cardiaco disminuye notablemente si en vez de hacer deporte esporádicamente se hace con regularidad.

Aprenda aquí algunos tips para disminuir las probabilidades de padecer algún problema si comienza a hacer ejercicios repentinamente:

  1. Chequeo médico de salud cardiovascular.
  2. Si tiene la posibilidad, acuda a un especialista de la preparación física (PF) para que lo guíe.
  3. En caso de no contar con un PF, inicie buscando una actividad física que para usted sea entretenida, llevadera y que evite el abandono prematuro.
  4. Siempre tenga en cuenta la dosificación, es decir, la gradualidad de sus actividades, tanto en duración como en intensidad. Esto preverá la aparición de lesiones músculo-esqueléticas u osteoarticulares.
  5. Siempre realice un calentamiento previo de 15 minutos al inicio de la sesión y una vuelta a la calma con estiramientos de 20 minutos finales.
  6. Evite el sedentarismo durante los días de la semana.
  7. Implemente actividades en su lugar de trabajo como por ejemplo, subir por las escaleras y no utilizar el ascensor, bájese una estación de metro antes, utilice la hora de almuerzo para caminar cerca de la oficina, incorpore estiramientos en su casa, etc.
  8. Aprenda a escuchar a su cuerpo, y respete los procesos de adaptación que ocurren en él. ¡SON PROCESOS LENTOS, NO LOS APURE!
    El ejercicio es un gran aliado del corazón, no lo transforme en su enemigo, improvisando acciones que lo llevarán al límite poniendo en riesgo su salud.

 

Por Juan Francisco Maureira
jefe de carrera de Preparador Físico
CFT Santo Tomás San Joaquín.