Premian a Emprendedora chilena que exporta modelo nacional de integridad corporativa al mundo

Susana Sierra, la única mujer que en el país lidera una empresa dedicada al tema de la certificación en buenas prácticas corporativas para evitar los delitos financieros en compañías e instituciones, fue reconocida por su labor en la promoción nacional e internacional de estos modelos por Mujeres Empresarias como una de las tres ganadoras del premio “Joven Emprendedora 2015”.

La Ingeniera comercial de la PUC Susana Sierra, Socia HB Compliance, Co Jefa del Diplomado Compliance y Buenas prácticas corporativas de la PUC en Chile y Perú, creadora y Directora de la Fundación sin fines de lucro que asesora y entrega apoyo a los emprendedores chilenos Independízate, a sus 33 años fue recientemente galardonada entre las tres ganadoras del premio “Joven Emprendedora 2015” de Mujeres Empresarias debido a su trabajo nacional e internacional en la difusión e instauración de modelos de buenas prácticas en las empresas para transparencia económica, la única mujer chilena que lidera una de las  principales empresas en esta materia en el país: BH Compliance.

Su trabajo, tanto académico como práctico, le permite estar a la vanguardia en esta área a nivel nacional e internacional, donde a pesar de existir una ley, aún no se ha masificado el trabajo en esta área, proporcionando certificaciones y charlas sobre la ética en los negocios. Por otra parte, en países como Perú y Panamá – donde no existe un marco regulatorio- el trabajo que ha ejecutado en los últimos años abrió el debate y generó espacio para discutir una legislación en ambos países, con Sierra entre los expertos a consultar.

Chile es pionero en materia de certificación a nivel mundial, por ello muchos países han puesto sus ojos en la realidad local, buscando una solución efectiva para evitar las malas prácticas de sus funcionarios al interior de las empresas y así obtener una certificación que respalde su calidad y buen servicio. “Este tipo de certificación es un sello—otorgado por una empresa externa—que da fe que las compañías que lo obtienen han implementado modelos de procedimientos apropiados y funcionales para evitar delitos financieros (como el cohecho, lavado de dinero, etc.) que pudiesen cometer algunos de sus empleados, ejecutivos de la plana mayor,  los propios dueños e incluso los directores. En otras palabras, que las compañías puedan demostrar que están haciendo todo lo posible para que esto no ocurra”, explica Susana Sierra.

La profesional ha logrado expandir la marca BH Compliance por el continente, llegando a exponer durante el último año en Perú en el Congreso (de la República), en la Asociación de Bancos, en la Superintendencia de Bancos, Seguros y AFP;  en la Unidad de Inteligencia Financiera(UIF) y en la Asociación de Seguros. Además, presentó el modelo en el Congreso Hemisférico sobre Lavado de Activos en Panamá, en donde se reconoció su labor como como representante de la empresa certificadora chilena, que día a día aumenta su prestigio y adhiere nuevos interesados.

Susana Sierra, socia de BH Compliance, acaba de iniciar el curso “Compliance y Buenas Prácticas Corporativas” que ella misma generó a través de un convenio entre la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC) —donde dirige un diplomado en la materia—y la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) señala; “a nivel mundial, esta certificación no existe, los modelos se enfocan en la prevención de delitos con multas millonarias si no son aplicados. Nosotros (BH Compliance) estamos exportando el modelo chileno. Ha sido algo novedoso, incluso emocionante, darse cuenta como nuestra realidad  sienta un precedente en esta materia a nivel mundial”, cuenta la experta.
Respecto del marco jurídico en estas materias, contó que en el Congreso de Perú se está discutiendo la ley de Responsabilidad Penal de las personas jurídicas, cuestión que pudo apreciar de primera fuente—en dos ocasiones—exponiendo acerca de la experiencia que ha tenido nuestro país. Es más, hasta ahora, BH Compliance, ha certificado a empresas locales a pesar de que “estamos trabajando sin una ley vigente, solo con el valor agregado que las empresas ven en este proceso,y que estoes realmente valioso para los directores y dueños de las firmas, para demostrar que cumplen con su deber de dirección y supervisión”, comentó Sierra.
Cabe recordar que esta figura de la Certificación para prevenir delitos financieros va acorde de la última tendencia de transparencia económica, surgida en Chile bajo el alero de la actual ley N° 20393 de Responsabilidad Penal de las Personas Jurídicas—promulgada  en el 2009—. En ella se establece la responsabilidad penal de las empresas—con o sin fines de lucro, ya sea estatales o privadas—por el delito de lavado de dinero, financiamiento del terrorismo y soborno de funcionarios en Chile y el extranjero. 

Aprovechando esta contingencia, la creación de esta ley permitió a Susana Sierra comenzar este emprendimiento para las certificaciones, posicionándose como la mujer pionera en aplicar este inédito servicio tanto en nuestro país, como en el mundo.
Para las empresas y entidades públicas es fundamental lograr la Certificación para prevenir delitos económicos, si bien Chile está a la vanguardia en el tema se reconoce que es un cuestión global, porque siempre existe la posibilidad que algún funcionario o alto cargo se vea tentado a realizar malas prácticas, por eso, la experiencia de BH Compliance es un fundamental para las empresas internacionales a la hora de requerir sus servicios. “Al estar en contacto con empresas peruanas y contar lo que estamos haciendo en Chile, me di cuenta del interés que generaban estos temas, sobre todo por la realidad local y los casos mundiales”, concluye Susana Sierra.
En la actualidad, la industria de la Certificación chilena está conformada por 21 empresas registradas pero sólo 7 están activas. BH Compliance es una de ellas y ostenta la mayor participación de mercado con el 52%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.