Francés Chambert será el nuevo director del Teatro Municipal de Santiago

Fuente: El Mostrador

Chambert tendrá varios desafíos. Por un lado, asumir el mando de una maquinaria con intereses enquistados en virtud de un largo mandato previo, lidiar con la Corporación de Amigos del Municipal y con los cinco sindicatos existentes al interior del teatro. Además enfrentará la desconfianza de más de alguno, como el dramaturgo Ramón Griffero, uno de los líderes de la campaña “Movimiento liberar el Municipal”, que aplaudió la salida de Andrés Rodríguez pero quería a otro chileno en su lugar, y no un extranjero.

La espera, no precisamente dulce, terminó. Tras un año virtualmente acéfalo, el Teatro Municipal de Santiago tiene nuevo director.

Se trata del francés Frédéric Chambert, director artístico del Théâtre du Capitole de Toulouse (Francia), quien se impuso dentro de una larga lista de postulantes que incluía al chileno Maximiano Valdés y el argentino Marcelo Lombardero. Reemplazará en el cargo a Andrés Rodríguez, uno de los últimos bastiones del pinochetismo en la cultura, quien dirigió el principal proscenio artístico del país por más de tres décadas.

En junio del año pasado, la alcaldesa de la comuna de Santiago, la PPD Carolina Tohá, a la vez presidenta de la Corporación Cultural que decide los destinos del Teatro, había remecido el ambiente al pedir la renuncia de Rodríguez. Sin embargo, al carecer de un reemplazante y mantener en hermetismo la búsqueda de uno, instaló la incertidumbre en la entidad, lo que le valió críticas de todos lados.

El nombre de Chambert, quien se encuentra en Chile acompañando la ópera Turco en Italia, será presentado al sindicato este miércoles y posteriormente será anunciado en público.

Desafíos

Chambert tendrá varios desafíos. Por un lado, asumir el mando de una maquinaria con intereses enquistados en virtud de un largo mandato previo. Por otro, mantener el alto nivel artístico del Teatro, que Rodríguez logró gracias a sus aceitados contactos a nivel mundial.

También deberá lidiar con la Corporación de Amigos del Municipal, un club de adinerados que entre otros ofrece becas y ayudas para músicos y talentos, y con los cinco sindicatos existentes al interior del teatro. Asimismo, enfrentará la desconfianza de más de alguno, como el dramaturgo Ramón Griffero, uno de los líderes de la campaña “Movimiento liberar el Municipal”, que aplaudió la salida de Rodríguez pero quería a otro chileno en su lugar, y no un extranjero.

Debe señalarse que Chambert maneja el español tan bien que incluso ha traducido varios libros del escritor uruguayo Horacio Quiroga, entre ellos “Cuentos de amor, de locura y de muerte” y “Anaconda”.

Credenciales

El francés originario de Aix-en-Provence, con estudios en literatura, filosofía y ciencia política en París, puede mostrar como credenciales la creación en 1987 de “A comme Art Management”, una compañía especializada en la creación y desarrollo de proyectos musicales y coreográficos que dirigió hasta 1998.

Entre 1998 y 2004, trabajó en la coordinación de la actividad artística y la gestión de la producción de la Ópera Nacional de París, como asistente del director. El buen trabajo realizado allí le valió convertirse en mayo de 2004 en asesor técnico a cargo de la música y la danza en la oficina de Renaud Donnedieu de Vabres, entonces ministro de Cultura y Comunicación, cargo que ocupó hasta mayo de 2007.

En el periodo 2007-2008 trabajó en una comisión de expertos en vista de la apertura de la Filarmónica de París, una gran sala de conciertos, y en 2009 asumió como director artístico en Toulouse.

Como dato curioso, puede mencionarse que además escribió una obra que dio origen al cortometraje “Alea jacta est” (2005), la historia de un médico que salva a un niño contra la opinión de su jefe. Es de esperar que Chambert no se arrepienta de asumir el presente desafío.